Capítulo Sexto



LA PRIMERA VEZ

Durante la última semana mi entretenimiento se convirtió en la prioridad número uno. Me sentía mejor que la anterior e incluso diría que recuperé salud. En casa todo estaba tranquilo y Champiñón hacía días que no venía por el internet.
Hice mi colada durante toda la semana, aunque a veces pareciera que era yo quien centrifugaba. Exploré internet en busca de nuevos amigos e información que me sirviera para estudiar. Incluso me planteé estudiar algo más que inglés. Visité a mi tía en el centro de la ciudad. Limpié sin esfuerzo el internet durante toda la semana y me dediqué en cuerpo y alma a tener atendidos a todos los clientes. Por supuesto alguna que otra máquina se estropeó y me mantuvo atareado largas horas.
Yo sabía qué era lo que pretendía, estaba intentando mantenerme ocupado, distraído, de modo que no pudiera pensar más en mi enfermedad que, sin olvidar lo demás, era lo que más me mantenía la mente ocupada.
Estaba todo el día de un lado para otro, de modo que cuando llegaba la noche me encontraba famélico y exhausto.
Me quedaba casi dormido sobre el plato cuando terminaba de cenar todas las noches, incluso una vez me adormecí de verdad y no sé cómo llegué a mi cama.
Mi agotamiento interior no ayudaba mucho a mis intentos de mantenerme fuerte y sonriente , pero no me rendía.


Hoy me quedé muy quieto cuando me desperté en la mañana e intenté tener mi respiración acompasada. Tenía miedo de abrir los ojos.
Estaba tumbado con los pies fuera de la cama y comencé a balancearlos. Tenía miedo de admitir que estaba despierto, que estaba mal y que debía enfrentarme a un nuevo día sin fuerzas para pelear. Pero hoy no tenía nada que hacer. Mi semana estaba siendo tranquila.
Me senté sobre mi cama, planeando examinarme el cuerpo .Al menos sé que la sangre de la semana pasada no volvería a aparecer, pero saber que es del pecho, y que mi enfermedad está haciendo acto de presencia es espantoso para mis pocas fuerzas.
 Estaba entero, al menos, pero cuando me moví, me saltó ese extraño mareo que me presionaba hacia abajo como si pesara 1 tonelada. Me tambaleé y caí de nuevo sobre la almohada.




-Guau ... se me va la cabeza- dije en voz alta


La mitad de mi cabeza estaba intentado organizar hechos y pensamientos, mientras que la otra mitad intentaba controlar la capacidad de mover mi cuerpo.
Rápidamente pensé que saldría a pasear, y mi cuerpo utilizó una pequeña chispa de energía para poner mis pies sobre el piso.


¡Ring! ¡Ring! ¡Ring!


-¿Aló?- contesté
-He salido a comprar, bájate pronto al internet que quiero que estés allá cuando llegue- me dijo mi mamá al otro lado del teléfono
-Vale. Iba a tomar mi desayuno y bajo- dije con voz de sueño


El internet estaba limpio cuando bajé y prendí las computadoras.
Cuando prendí la mía tuve la sensación de aburrimiento. Otra vez aquí. Se hacía agotador repetir lo mismo cada día, aunque llevara poco tiempo, pensar que me quedaba un año era agotador. Ni siquiera habría nadie con quien hablar.
Entraré al chat. Susurré a la sala. Quizá charlando un rato el día transcurra más rápido.
Me recordé el papel de Champiñón. Siempre me insistía en que un chat de otro país era más interesante. Me gustaban más los chats en inglés para aprender, pero esta vez le haría caso.
Recuerdo uno ...
Supe cómo entrar y qué nick ponerme, 'amistadaladistancia'. Era el más apropiado para charlar y llamar la atención de la gente. Tal y como me contó Champiñón.


Um, cuánta gente ...


-Hola, qué tal?


Tuve que reconocer que me sorprendió que fuera la primera vez que tardaban tan poco en saludar ...


23 de diciembre, 


Hora local: 11:30h 
Hora en España: 18:30h









Reacciones: 

Capítulo quinto



EL SUEÑO 2


'Sé dónde vives, te encontraré. Y prometo que te haré daño'

¡Mantén el control!, pensé para mí. Tenía que vigilar mis estados de ánimo. Son muchas las cosas que me han pasado, en las que tengo que pensar y por las que tengo que luchar. Y tampoco quiero enfermar más.
Ese maldito mensaje me corrompía por dentro. He hecho cosas mal, pero no entendía por qué. Ya era la tercera vez que me mandaba este mensaje en estos dos años. Tengo miedo y nadie a quien acudir. Creo que sólo tengo una solución y es tomar el camino largo.


Des que me levanté el día se me estaba haciendo demasiado largo. Los pensamientos me agobiaban tanto que creo que toda la tarde en el internet la he pasado más fuera que dentro.
¿Qué era lo que se suponía que debía hacer?, informarme de cómo viajar a España ... ¿o conseguir a alguien que me ayudara?, sí, pero cómo. Un contrato de trabajo como Champiñón. 
Champiñón me contó una vez que era fácil conseguirlo, que allá es fácil conseguir cualquier cosa. No sé, no sé, concéntrate....
Cada minuto detrás de la pantalla era eterno, cada clic de mi ratón se hacía interminable, resonaba por cada esquina de cabeza. No sé lo que hago, no me atrevo a entrar.


-Hasta mañana-me gritó alguien al final de la habitación.
Había pasado toda la tarde sin apenas moverme del sitio. Cómo habría atendido a los clientes. Pero vi que mi hermana estaba allí mirándome con cara extraña.


-Qué pasó- me reclamaba
-Ah, ¡déjame!- le insistí sin mirarla. Sentía vergüenza por lo que pudiera haber hecho, o no, durante mi extraña tarde. Sentí no estar allí sentado.
-Uy, qué susto- me sobresalté al ver que mi hermana estaba frente a frente conmigo
-No seas pesada, Ángela- le dije apartándola hacia un lado.
-No has estado precisamente brillante hoy. Si no llego a aparecer echas a todos los clientes y los que no sea marchan sin pagar.
Me reí dejándome caer sobre una silla.
-¿No te parece torpe por tu parte defender el negocio así? - me gritaba ella.
-Ángela, cierra el internet, mañana lo limpiaré yo. Quiero dormir- salí despacio de la habitación.


En mi habitación las lágrimas brotaban solas. La sensación de pánico y angustia eran evidentes. Me quité toda la ropa y me tumbé sobre mi cama sólo con la ropa interior.


¿Por qué me resultaba tan desagradable chatear si tenía montones de amigos del chat?...


Era un persona completamente desconocida la que entrelazaba su cuerpo con el mío, con una gracia infinita. El suelo era blanco y apacible, como arena blanca, y el ambiente cálido, pero suave, me sentía bien con ese calor entre mis brazos.
Me di cuenta cuando el cielo empezó a iluminarse que estaba en un acantilado, no había nada a mi alrededor y los brazos que antes me parecían buenos, ahora me apretaban. Me estaba ahogando, quería gritar pero me resultaba imposible. Qué quería de mí, por qué no podía verle la cara, quería preguntarle por qué a mí. Yo le había querido, había dado mi vida por él  y ahora me hacía esto, sentía que me quería hacer daño, me apretaba, me pinchaba, sentía ardor y una punzada en el corazón, 'por qué a mí', me repetía una y otra vez, 'por qué a mí' .

Pero esta vez me contestó; 'Quiero acabar con tu vida'.
Mi corazón latía como rogándome que lo sacara de mi cuerpo. El sudor recorría mi espalda y el aire gélido me hizo sentir que estaba completamente desnudo. Mi vida había quedado desnuda ante alguien que había amado con todo mi ser y, ese alguien ahora quería matarme.
'por qué a mí', le repetía, 'por qué a mí'. Pero no me contestaba. La boca me sabía a sangre y mi cuello reducía su entrada de aire. Cada vez estaba más cerca del acantilado, cada vez más al borde de morir.
Sentía que aquella persona a la que había amado me había robado lo más preciado, mi vida...
Y me vi cayendo por el acantilado.


¡Noooooooooooooooooooooooo...! Me sobresalté al abrir los ojos. No, no.
Mi cama estaba manchada de sangre y el sudor empapaba cada esquina de cuerpo.
¿Sangre? ...







Reacciones: 

Capítulo cuarto





EL SUEÑO 1

-¡Ah, no!¡Eso no, de ninguna manera! - sacudí la cabeza furiosamente y después lancé el papel contra el piso cuando leí lo que había escrito en él. Si Champiñón quería que fuera partícipe de este tema, el lugar debía escogerlo yo, no quiero pautas que marquen cómo tengo que comportarme. Ese chat de nuevo, no.


...mi cama hoy me parece más cómoda que nunca.


Era un persona completamente desconocida la que entrelazaba su cuerpo con el mío, con una gracia infinita. El suelo era blanco y apacible, como arena blanca, y el ambiente cálido, pero suave, me sentía bien con ese calor entre mis brazos.
Me di cuenta cuando el cielo empezó a iluminarse que estaba en un acantilado, no había nada a mi alrededor y los brazos que antes me parecían buenos, ahora me apretaban. Me estaba ahogando, quería gritar pero me resultaba imposible. Qué quería de mí, por qué no podía verle la cara, quería preguntarle por qué a mí. Yo le había querido, había dado mi vida por él  y ahora me hacía esto, sentía que me quería hacer daño, me apretaba, me pinchaba, sentía ardor y una punzada en el corazón, 'por qué a mí', me repetía una y otra vez, 'por qué a mí' ...


(PLOM)


se escuchó un golpe seco en mi habitación.
Odiaba amanecer envuelto en sudor frío, odio saber que estoy vivo mientras esta maldita enfermedad me destruye por dentro. Y ese sueño, no consigo saber qué significa. Siempre lo mismo.
Era el celular lo que se había caído. Como siga así acabará rompiéndose.
Un mensaje, de quién será.
Un segundo, no puede ser, quiero morir, otra vez él.


El sudor frío volvió...




Para Roro:



Reacciones: 

Capítulo tercero



ODIO QUE EXISTAN CABEZONES COMO YO


...
-De acuerdo, hablemos- Le contesté rápidamente alzando la mano en un gesto de corte
Ambos permanecimos en silencio mientras sujetaba ese maldito folder. Mi vaga impresión de la situación sólo podía hacer referencia a lo que realmente pasaba; un tema que ambos queremos, que yo quiero evitar a toda costa y que él desea tocar. Me había acostumbrado a que fuera la música de fondo en muchas conversaciones con Champiñón, y ello me hacía sentirme como si estuviera en lo más alto de la montaña rusa a punto de vomitar.
-¿Repetimos?- añadí con un hilo de voz, y aún así sonó demasiado alto como para quebrar la paz de la noche atravesando mi habitación.
-Se te da muy bien, tienes dos cuentas de Hotmail, un montón de contactos además, no es la primera vez- Me intentaba convencer
-No es fácil para mí ... aquélla vez, no, ais, me aburre - insistía yo sin dejar de observar el maldito folder, -¡¿Qué llevas en el maldito folder?! - Grité finalmente.
-Ay, yaaaa, relájate, amigo - se sobresaltó el interpelado, -Traigo acá cosas interesante para convencerte -
Cómo si fuera tan fácil, pensé yo. A cabezón no me gana nadie.
Me recordé a mí mismo la necesidad de respirar y después avancé sigilosamente hacia mi cama, quizá sería mejor estar tumbado si me surgía la necesidad de morir en aquel momento.
Me sentía como si tuviera que recorrer un escenario rodeado de miles de personas, no sé por qué, pero mi mente sentía querer huir, huir de todas aquellas palabras, de nuevo sin sentido.
- ... y por eso creo que esa es la mejor forma de llegar allá, como yo lo conseguí- Salí de mi pompa.
El reloj de mi celular me mostraba una realidad algo insoportable; ¿unas dos horas tardó en hablar?. Quizá habría sido mejor cerrar los ojos, dormir y hacer como si escuchara.
-Champiñón, sigo pensando que esas ganas de ir a España son sólo tuyas - Me molesté
-Venga ya, hemos hablado mucho de esto y por tu cara estás deseoso por saber más de allá y conocerla, además hay garantías de una vida mejor- 
-Sí, ti todo parece muy atractivo, pero ¿y mi familia?, dejaría a mi mamá para irme con un desconocido - Quise defenderme, la idea nunca me había gustado
-Mira, ambos sabemos que estás enfermo y acá no te vas a hacer tratar, en España viví muy bien y es perfecta, podemos hacer de todo y siempre hay tontos a los que podamos incluir -
-No seas así- rehuí su cara
-Vamos, ¿en serio serías capaz de decir 'te quiero' a esa distancia sin un interés? - Se atrevió a preguntar
-No pongas palabras en mi boca- Hice un mohín y aparté la cara
-¿Me vas a decir que es la primera vez? - chapó
-No- contesté ofendido - ¿Si te digo que sí dejarás el tema? quiero dormir - proseguí
-De acuerdo- se tranquilizó Champiñón - al menos, piénsatelo, hablamos cuando tengas algo pensado.
-Y ahora, lárgate - grité enfurecidamente
- CHAU, bella durmiente- de despidió.


Sé que no le resultaría nada difícil convencerme, pero es que la idea era, de nuevo, realmente atractiva.
Y a mí no se me estaba yendo la olla, no es que estuviera pensado de repente que no estábamos equivocando. Para nada. El problema estaba en que no sabía cómo hacerlo y tenía miedo de salir de esta habitación y encararme a lo desconocido. Especialmente convencer a un español de que nos ayudara, a esta distancia. Para eso no estaba preparado y más aun después del último fracaso. No entiendo cómo lo consiguió él.


Oh, no ... el camino de la cama al armario era todo un abismo. Paso de ponerme la pyjama.
Mmmm, no, la guapa se olvidó un papel ....







Reacciones: 

Capítulo segundo




OTRA VEZ EL TEMITA

...
-Quiero hacerte una proposición - 
-¿Houston?- pregunté con tono de loco cuando escuché esa palabra
-Sólo necesito saber - saltó de repente acercándose sigilosamente a mí
Sentía como si viviera una déjà vu, no podía esperar nada bueno que viniera ligado de la palabra proposición con él. Estaba medio adormilado aún pero sentía cómo mi peso aumentaba cada vez más empujando hacia abajo como si fuera a taladrar el planeta. Me llevó unos cuantos minutos notar la presencia de Champiñón a mi alrededor, pululando como una mariposa en pleno bosque. Pero esta vez el suave aleteo se convertía en palabras y recuerdos, frases sin sentido y palabras sueltas que penetraban mi cabeza, ... lunes, ...casa, viajes, ...una cena, España.
-¿España?- pregunté con miedo dando un salto desde mi cansancio
-De eso llevo un rato hablando - comentó él
Ahora sí que se me hizo largo el viaje, pero muy cómodo, sentía estar felizmente tumbado en una plácida cama de algodón y plumas con un suave olor a flores que recordaba mi ropa. ¿España?, no, sentía estar llegando a la China.


-¿...mamá?- Me levanté de repente mareado.
-Ay, nooo, soy yo, la guapa- se aceleró a contestar Champiñón
-Ahhh, me duele la cabeza ... es, es... - tartamudeé - ¿Mi habitación?-
-¡Te me desmayaste! - gritó Champiñón haciendo alardes de su mentalidad infantil
En un primer momento, sólo vi la negrura que cubría mi sombría habitación; pero en un segundo examen más atento a la posición en la que se situaba Champiñón, vislumbré aquella maldita carpeta, ¡cielos!, no quería que él estuviera allá, ¿otra vez ese tema?. Por favor necesitaba que se marchara.
-Mira, tenemos que hablar, lo estuve pensando y viendo la situación sería lo mejor- Habló como si estuviera escuchando lo que pensaba.
-De acuerdo, hablemos- Le contesté rápidamente alzando la mano en un gesto de corte ...





Reacciones: 

Capítulo primero







'La Proposición'

...
-¿Aloooó? - (Cabreado)
- Túuu dijiste que me llamarías temprano - Se escuchó al otro lado del teléfono
-Ah, eres tú, Champiñón ... se me pasó, estoy muy atareado 
-Ya, claro, para las guapas como yo no tienes tiempo 
-Ahhhh, Champiñón, qué quieres, aún tengo mucho que hacer
-¿Pasarás por mi casa en la noche?
-Sí, sí, en cuanto cierre el internet
- Ok, ok, chao
Los ojos se me abrieron como platos y me volví a repetir, estás bien, sólo un poco cansado, sólo un poco cansado.
Si había algo más molesto para mí era olvidarme de las cosas que digo que voy a hacer, pero realmente hoy no tenía ganas de escuchar las batallitas de brujas de Champiñón.

Me sentí un poco enfadado conmigo mismo cuando regresé a por completo a la realidad de mi desordenada habitación. Había pasado una más que larga hora pensando en cómo sería vivir fuera de aquí y concentrado en el ruido de la lavadora. ¡Vaya sueño que tengo!, justo el día en que nos reuníamos Champiñón, su enamorado, unos amigos y yo.
Deseoso de sacudirme esas malas vibraciones de encima me apresuré hacia la cocina a una velocidad por encima de lo normal a lo que acostumbro. ¡Cielos!, casi las 12:30, no he preparado el almuerzo y tengo que abrir el Internet. Dejaré mi habitación para mañana, debo dejar cociendo el arroz y abrir abajo.
Cuando se levantó mi hermana no esperé otro saludo más que,- hola, ¿me preparaste el desayuno?, con esa cara típica de perro mojado con la que me observa.
-Supongo que un buenos días de vez en cuando es mucho para ti - le reproché - No he preparado nada porque ni siquiera desayuné yo, es más, dejo el arroz a tu cargo, me voy a abrir el internet.
Salí pitando antes de que pudiera decir nada. Cuando llegué a la puerta del negocio me di cuenta de que no me había peinado. ¡Qué pelos!.

Menos mal que el día ha sido tranquilo, la verdad es que no necesitaba derrochar más energía de la necesaria, quiero estar bien para esta noche, me apetece mucho 'beber hasta olvidar'.
Me adormilé un rato mientras esperaba en el paradero a Champiñón. No llego a entender por qué, viviendo a dos calles de mí, me ha citado tan lejos de mi casa.
Nunca me gustó la zona donde vivo, de noche no es muy bueno caminar por aquí solo y con plata en el bolsillo. Pero estoy muy cómodo, siento que mi cuerpo descansa cuando estoy parado en el piso, ¿y si me tumbo acá?.
Pasados unos minutos me concentré en mi respiración, contando cada uno de los movimientos de mis pulmones y me quedé mirando fijamente la noche calurosa que cegaba el cielo de la ciudad. Ni una estrella, pensé. Me daba miedo pensar que nunca conocería el cielo en su máximo esplendor...
No fue hasta después de darme cuenta de que estaba tirado en el piso que Champiñón hizo su aparición. Iba con sus zapatillas de verano y sus deditos enanos, su ropa de vieja señora y un folder (carpeta)  entre sus manos, a ver por dónde me sale.

-Guapaaaaaaaaaaaaa - Me gritó alzando sus brazos delgados en la distancia
-Hoola - Contesté medio animado y sin ganas - ¿Por qué me citaste acá, en medio de la cancha? -
- Quiero hacerte una proposición ...


Reacciones: 

Calentito, calentito






ECLIPSE

Hace una hora justa.

Recién llegado desde EEUU, el nuevo tráiler de la tercera entrega de Crepúsculo. Y, para mí, el libro más aburrido que haya leído en años.

Hasta el tráiler es aburrido.


¿Podríamos esperar una película medio buena?





Reacciones: 

The Crazies











SÓLO DIGO UNA COSA: VEDLO






Reacciones: 

mmm

16:07 Publicado por frozacisco 6 comentarios







visto lo visto ...

tengo ganas 0 de escribir nada hoy y, bueno, quería dejar clara mi impresión sobre la película que vi ayer; 'Percy Jackson y el Ladrón del Rayo'.
Vale, sí, bueno ... lo típico: director americano que DESTROZA un tema, en ese caso la mitología, a la americana. Y básica película de, 'Chico normal que no entiende por qué le pasa lo que le pasa, pero que finalmente se da cuenta de que es hijo de un Dios (novedad), modernillo, que tiene que aprender a luchar para defender a todo el mundo de un ladrón que le ha robado cierta cosa a cierto dios, que se enamora de la típica chica a cámara lenta, con melena al viento y que en alguna parte de la película tiene que salvar e intentar besar ... etc'
Me parece la aberración más horrible que una cosa tan magnífica como es la historia griega, la mitología griega, una huella en la Humanidad, la destrocen así. Qué sí, que son fieles, pero chicos ... ¿El infierno en Hollywood?, ¿Las Vegas?, ¿droga?, música americana ... EL OLIMPO EN NUEVA YORK???? ¬¬

Bueno, fue lo más patético, y para mí lo peor.
Creo que Rocío está de acuerdo conmigo.
Por lo demás, me gusta. Tiene unos efectos especiales buenos, está entretenida y es 'adolecéntica' 100% (para adolescentes) al máximo. Cosa que me mola.
PORQUE EL ACTOR ESTÁ ... MUUUU BUENO!!!!

Y para información adicional para Roro. Tía, hay más libros = )

1. The Lighting Thief (El ladrón del Rayo)
2. The Sea of Monsters
3. The Titan's Curse
4. The Battle of the Labyrinth
5. The Last Olympian


Hala. Un ciao







Reacciones: 

4 paredes


'¿Acaso no entiendes, Chocolate?, 
me siento encerrado en una pecera, soy preso de estas cuatro paredes'

...

Prefacio

Te encuentras bien, sólo un poco cansado, me convencí a mí mismo. Te encuentras bien, sólo un poco cansado.
Mientras esperaba que la lavadora terminara de centrifugar, eché un vistazo hacia la derecha y allí estaba esa mancha que siempre miro cuando mi ropa está a punto de terminar, con el ruido de fondo de la maldita lavadora vieja. Siempre que la miro me hago la misma pregunta, - ¿cómo sería poder atravesar las paredes? -. Fantástico, sin duda. Tendría una casa sin puertas, podría incluso entrar a cualquier sitio sin que me lo prohibieran; viajar gratis, cenar gratis o visitar el zoo gratis ... 
Y siempre la inmersión en mi sueño es tan profunda que se me va la lavadora.
- ¡Mecachis!, otra vez se me pasó echarle suavizante.

(Suena el teléfono)

Quién será, odio que me molesten justo cuando estoy haciendo mis tareas.
No quiero cogerlo.

(Suena de nuevo)
Podría ser algo importante, pero me siento cansado, siento que mis pies no responderán. Bueno, da igual, quiero esperar a que acabe mi ropa.

rin rin rin

No me queda más remedio. Puede que sea mi mamá.

- ¿Alóoo? - (Cabreado)






Reacciones: 

70% completado ...





Hola, ya estoy por aquí… de nuevo.
Ya que por fin nuestra mudanza pararece llegar a su fin, quería reaparecer y ver si puedo continuar con mi racha de actualizaciones diarias.
Me están pasando cosas realmente extrañas estos días. Cosas que espero solucionar y que tenga un final, feliz, o al menos normal.
Avisados estáis de que he vuelto, y por ello quiero que veáis el mejor Videoclip de la historia… jajaj. ¡Arriba Patricia Conde que es la que más vale!

Roro, dale que a este paso no te haces famosa.

Patricia Rubio y Miki Pitbull en 'Ni rosas ni juguetes'



Reacciones: 

Es después de un sueño

lunes, 1 de marzo de 2010 16:44 Publicado por frozacisco 1 comentarios



Sé que estás buscándole en otra piel, y que olvidaste el valor de ser fiel.
Que al fin cruzaste el mar, aquel que nos quiso dar, sin darnos jamás la oportunidad.
Sé que es tarde, que la vida es un tren y yo por estúpido volví a caer.
Que aquí en mi soledad me enfrentaré a la verdad, la que odio más y me gusta saber.
Dime si estoy loco, dime si no te di lo que buscas en él, incluso más.
Si me hiciste daño sólo ha sido culpa mía.
Te quiero, y me muero, dime, si estoy loco.
Si es mi castigo verme aquí solo, entre la inmensidad de las olas.
Te siento tan lejos que el frío es eterno bajo mi piel, es amargo y cruel.

Me imagino enamorado y feliz, pero el amor hoy se ríe de mí. Por una sola flor abandoné un jardín repleto de amapolas para mí…





Reacciones: 

Seguidores