No quiero

Reacciones: 

De Adriano a Antinoo

La sombra de tu cuerpo se demora,
eco fragante, centro de este lecho
donde mi amor te abriño la voz y el pecho
buscando el balbuceo de otra aurora.

No te olvidan las sábanas, añora
su lino el rubio juego, tu deshecho
pelo de espigas, el ardido trecho
donde la flor de la delicia mora.

Bajo un silencio de topacio, el río
de nuestra doble fuga arde su espuma
cada vez que mi mano se reposa.

En este lecho donde fuiste mío,
tu queja vuelve sobre tanta pluma
como tu sangre desde tanta rosa.


me encanta ... (erótico total)

Reacciones: 

Seguidores